Afición a la lectura

La influencia de la familia es decisiva para formar lectores que desarrollen la práctica de la lectura a lo largo de toda su vida y no sólo durante el período escolar. El hogar ofrece muchas oportunidades para contar, dialogar, leer en voz alta… Os invitamos a compartir historias y lecturas en familia.

Desarrollan la imaginación y el conocimiento del mundo, de las gentes que lo habitan, sus costumbres y sentimientos.
Estimulan la curiosidad por lo que nos rodea y nos acercan a mundos lejanos facilitando los aprendizajes. Los libros invitan a buscar, a comparar y a comprender.
Refuerzan los lazos afectivos, educan los sentimientos, nos ayudan a conocernos y a identificarnos con otros.
Enriquecen el lenguaje y aumentan nuestra capacidad de atención y de expresión. Las palabras nos ayudan a pensar y a relacionar unas ideas con otras.
Nos vinculan con una comunidad cultural y no ponen en contacto con otras visiones del mundo.
Y por supuesto, sirven para disfrutar y divertir.

En vuestra casa

  • Buscad un tiempo y un lugar para leer con los niños, sin que esta lectura tenga relación con las tareas escolares.
  • El ejemplo es importante, los niños imitan lo que ven. Optar por un periódico, una revista o un libro les demostrará que para vosotros leer es gratificante.
  • Leed juntos, sobre todo en las primeras etapas, en las que los niños no son lectores autónomos. Sentaos cerca y leed para ellos. Los niños aprenden a leer viendo las letras y pasando las páginas de un libro.
  • Haced de la lectura un tiempo divertido.
    Cuando los niños son pequeños se pueden leer historias jugando con la voz o entonando poemas y canciones. El niño mejora su lectura cuando se apropia del ritmo y los sonidos de las frases.
  • Cualquier motivo puede ser bueno para leer: preparar una excursión, hacer un postre sabroso o conocer las reglas de un juego. Las guías turísticas, los recetarios de cocina, los periódicos, las instrucciones o la publicidad ayudan al niño a comprobar que leer es importante para cualquier actividad.
  • Preguntad al niño por sus lecturas. Si os interesáis por los libros que lee, le posibilitaréis establecer conexiones, organizar la información, y podréis ayudarle a ser un lector activo.
  • Reservad tiempos de lectura en casa. Incorporadlos a las rutinas de cada día. Hacer imprescindible este hábito ayudará a los niños a valorar los momentos de lectura.
  • Incorporad en vuestra casa un espacio para tener libros, revistas, periódicos…. de modo que todos los miembros de la familia podáis acceder a ellos de forma natural y cómoda.
  • Cuando los niños ya sepan leer, seguid compartiendo la lectura en familia. Les gusta escuchar historias leídas en voz alta a cualquier edad, y siguen necesitando nuestro estímulo.

Acompañad a vuestros hijos a la biblioteca y a la librería. Disfrutaréis eligiendo entre una gran variedad de títulos.

La Biblioteca

Un recurso al alcance de todos, donde se accede a lectura a través de gran variedad de soportes: audiovisuales, libros, revistas, entre otras posibilidades. El personal bibliotecario os puede orientar sobre los títulos más adecuados a los intereses de vuestros hijos.

La biblioteca es de gran ayuda para satisfacer las demandas de información de la escuela y para despertar en los niños la curiosidad por el mundo del conocimiento.

En la biblioteca se enseña a encontrar información sobre un tema concreto.

Nunca es demasiado pronto o demasiado tarde para ir a la biblioteca o al bibliobús, y descubrir las posibilidades que ofrece al conocimiento y a la imaginación.

La biblioteca escolar

La biblioteca escolar es un espacio de vida integrado en la escuela, que reúne y organiza diversos soportes educativos.
Docentes y padres pueden desarrollar en este espacio actividades conjuntas que permitan construir el itinerario lector de los más jóvenes. Los padres pueden ofrecer su colaboración en la biblioteca escolar y participar en su dinamización y organización.

La Librería

Visitad con los niños las librerías, dadles la oportunidad de escoger un libro, de buscar y encontrar un título entre todas las posibilidades que se ofrecen. El librero podrá descubriros un título determinado o aconsejaros un libro para regalar y ayudaros a iniciar con vuestros hijos su biblioteca personal.

Utilizar el servicio de préstamo de la biblioteca o regalar libros son algunas formas de acercar la lectura a tu hijo. En cada edad, los niños suelen mostrar los mismos gustos y niveles lectores.
Aunque es importante tener en cuenta las peculiaridades de cada lector, os proponemos algunas orientaciones sobre los tipos de libros relacionados con las edades que sólo pretenden  ser puntos de referencia a la hora de elegir.

 

Antes de los 6 años

  • Folklore infantil, retahílas, rondas, adivinanzas, canciones. Historias rimadas con sencillos fragmentos versificados.
  • Libros de imágenes
  • Historias del entorno familiar
  • Narraciones con animales humanizados
  • Cuentos tradicionales, populares, fábulas y cuentos de hadas sencillos.
  • Libros sobre el mundo que les rodea.
  • Cuentos con sorpresa, que incluyan solapas o troqueles para manipular.

En los libros para estas edades, la ilustración debe ser predominante. Ofrecer a los niños libros con imágenes novedosas les permite conocer propuestas estéticas al margen de las ilustraciones más comerciales difundidas por el cine y la televisión.

Desde los 6 años

  • Libros que responden de forma sencilla a sus porqués.
  • Animales que hablan o fuerzas de la naturaleza personificadas.
  • Narraciones reales o ficticias no muy complejas
  • Cuentos maravillosos y tradicionales.
  • Cuentos humorísticos.
  • Liros de imágenes.
  • Poemas y canciones.
  • Libros informativos.
  • Primeras novelas, cortas y con diferentes temáticas.

Desde 8-9 años

  • Aventuras: detectives, pandillas, miedo.
  • Cuentos fantásticos y narraciones mitológicas.
  • Relatos humorísticos.
  • Libros de poemas.
  • Historias de la vida real: familia, escuela, conflictos personales y de grupo.
  • Libros informativos de animales, deportes, pueblos y países diversos, ciencia, manualidades.

Desde 12 años

Es importante facilitarles tiempos y espacios de lectura cuando las tareas escolares empiezan a hacerse presentes. Valorad sus esfuerzos y comentad con ellos sus lecturas.

  • Novelas realistas: relaciones de amistad, primer amor, conflictos personales.
  • Novelas que reflejan los problemas del entorno social: ecología, pacifismo, interculturalidad, convivencia.
  • Narraciones de suspense: lo misterioso, lo desconocido, historias policiacas.
  • Aventuras peligrosas.
  • Ciencia-ficción
  • Los llamados clásicos: Alicia, Tom Sawyer, La isla del tesoro….
  • Biografías.
  • Poesía y teatro.
  • Libros informativos sobre temas científicos, sexo, profesiones, religiones, historia…
  • Revistas sobre temas que les interesan y prensa diaria.

Recordad que ya tienen más claro lo que les gusta. No os empeñéis en que lean lo que os gustó a vosotros a su edad.

En fin, vuestro papel es el de estimular, dar ocasión para hablar de los libros, propiciar encuentros agradables con los textos, compartir las alegrías que da una buena lectura e invitarles en todo momento a expresarse. Tened en cuenta que ser lector no es tarea fácil y ayudar a ser lector tampoco. La lectura no debe ser una obligación, sino un placer que podéis descubrir juntos.

Posted in .

Leave a Reply